Nuestras instalaciones

El interior del hotel mantiene el estilo tradicional con un toque de modernidad.
La piedra vista y la madera de castaño son los ejes sobre los que se asienta la decoración de cada estancia, basada en colores terrosos y cálidos con luces acogedoras. El mobiliario, es su mayoría, de estilo rústico, antigüedades pertenecientes a la propia casa como a otras casas conocidas de Vegadeo, por lo que mantiene vivo el ambiente “da Veiga” comparten importancia con mobiliario moderno no rompiendo el estilo, sino enriqueciéndolo.

Los nueve dormitorios están pensados como un rincón único, en el que el huésped se sienta en su propia casa, con diferentes disposiciones, colores, materiales y decoración. Todas las habitaciones cuentan con su propio cuarto de baño, TV pantalla plana, teléfono y ADSL.

La originalidad está al servicio del gusto de cada uno: cama de matrimonio o dos camas individuales; habitación con velux o balcón… No hay dos momentos iguales en Casa Soto.

La recepción inaugura la entrada con una chimenea que calienta los fríos inviernos. Desde la recepción se llega al comedor, una de las estancias más funcionales y acogedoras.

El comedor comunica con la galería que termina en una terraza cubierta, desde la que se accede a la terraza exterior, bordeada de arcos de piedra y en la que se puede disfrutar del aire veigueño cuando la temperatura se suaviza.